EXPOSICIÓN

Al ser una planta de origen tropical, no le gusta el sol directo; lo ideal que la cultiven bajo los árboles en la sombra, o en interior en un lugar luminoso.

PODA

Puedes irle podando las hojas feas o que se marchiten durante todo el año con unas tijeras afiladas y desinfectadas.

RIEGO

Riego frecuente, pero dejando secar ligeramente la superficie de la tierra entre riego y riego para que no se pudra el rizoma. Riego abundante en verano y escaso en invierno.

CUIDADOS ESPECIALES

Como es una planta de clima tropical, siempre agradecerá humedad en sus hojas. Puedes rociarlas con un aspersor de gota fina cuando esté con calefacción o verano muy seco. En invierno, aunque pierda las hojas por frío, rebrotará al llegar la primavera.